sábado, 17 de septiembre de 2016

MARTÍN COCHISE RODRIGUEZ

MARTÍN EMILIO COCHISE RODRIGUEZ, el diario de un guerrero y su caballo de acero. Es el título de la crónica que con motivo del inicio de la Vuelta a Colombia, publica hoy 13 de junio del 2016, la Radio Nacional de Colombia.

Recordar es vivir las hazañas del gran Martín Emilio ‘Cochise’ Rodríguez, una de las figuras más emblemáticas en la historia de la Vuelta a Colombia.

Considerado por muchos expertos como el mejor ciclista, o incluso, el más completo que ha tenido Colombia, Martín Emilio ‘Chochise’ Rodríguez es y será una de las grandes leyendas de este deporte. A sus 74 años continúa representando el coraje, la audacia y la nobleza de una verdadera gloria del ciclismo colombiano, ícono de los años sesenta y setenta.

Sus destacadas participaciones en diferentes ediciones de la Vuelta a Colombia, le permitieron coronarse cuatro veces campeón de esta competencia (1963, 1964, 1966 y 1967); sin contar toda una serie de victorias a nivel nacional e internacional. Campeón del Cásico RCN (1963), ganador de las etapas 15 y 19 del Giro de Italia (1973 y 1975, respectivamente) y Campeón del Mundo en los 4.000 metros persecución individual de ciclismo en pista (1971), son algunos de los títulos que obtuvo y que lo catalogan como el gran ciclista de todos los tiempos.

En diálogo con Radio Nacional de Colombia, ‘Cochise’ recordó su primera participación en la Vuelta a Colombia, aquel 27 de mayo de 1961 la competencia partía en Bogotá. Allí en calles capitalinas, empezaba a dar los primeros pedalazos para escribir una historia de miles de kilómetros en carreteras y pistas de Colombia y el mundo.

Las condiciones en esa época eran muy diferentes, como verdaderos guerreros en sus caballos de acero, los pedalistas libraban una verdadera batalla por llegar al podio.

“La Vuelta a Colombia que nos tocó era más larga, era más kilometraje, eran casi 3.000 kilómetros ahora son 1.600 si acaso. Había partes en que nos tocaba por quebradas que había que pasar con la bicicleta al hombro, la vestimenta, el andamiaje de la Vuelta a Colombia ha sido muy distinto. Hoy en día las bicicletas son más livianas”, comenta.

Martín Emilio recuerda en tono jocoso, cómo los españoles, que dominaban bien la bicicleta, de pronto subiendo en puntos empinados como Ríosucio (Caldas) se pegaban de la cola de un caballo para avanzar. “Había algún labriego que salía a ver la carrera y el ciclista aprovechaba y se pegaba de la cola”.

Su debut en esta máxima competencia del ciclismo colombiano no pasó desapercibido y desde ya le auguraba un memorable camino. ‘Cochise’ se proclamó como el mejor novato y fue ganador de la Etapa 3 de la Vuelta a Colombia, que arribó en esa entonces en Tuluá (Valle).

Como si se transportara en el tiempo y ese momento recobrara vida, se emociona y su voz se matiza de alegría narrando aquel momento de triunfo. “Eso queda muy marcado no sólo en la mente de uno, sino en la de los aficionados”, asegura en tono de satisfacción.

Para este veterano del ciclismo, las victorias y el reconocimiento de este tipo de competencias, no se compara con la felicidad de cruzar Colombia y encontrarse con su don de gentes, habitantes de ciudades y municipios que se asoman a calles y carreteras para vibrar con cada etapa y esperar atentos la llegada de estos héroes.

“Que la gente salga a ver las etapas, que den la bienvenida en cada municipio y que lo reciban bien en cada llegada, es muy importante. El entusiasmo de la gente es inolvidable. Eso es lo que más anhela uno, que lo reciban bien en cada llegada”, dice.

Hoy en día ‘Cochise’ ya está retirado del ciclismo, más no alejado. Ha pasado de vivir en su propia piel el pulso y la pasión del pedal, para ser un espectador activo que sigue minuto a minuto la competencia. Hace parte del equipo Claro – Coldeportes – Zenú, participante de esta edición de la Vuelta a Colombia, donde se desempeña como vocero para los medios de comunicación.

Tras ganar cuatro veces la Vuelta a Colombia, coronarse tres veces subcampeón e imponer el record en 39 etapas. Está fielmente convenido del éxito que logró y no le queda ningún remordimiento al mirar años atrás. Guarda la convicción de la buena huella que dejó. “Ya lo que se hizo, se hizo”, comenta.

En su conocimiento y experiencia señala que La Vuelta a Colombia ha sido un de las carreras más duras de América y Suramérica por su topografía, que es bastante compleja. Reitera que tiene muchos favoritos, pero destaca a ciclistas como Oscar Sevilla, Camilo Gómez y Felipe Laverde.

“Los que vayan a competir deben estar muy preparados física y sicológicamente porque es una prueba bastante extenuante”, advierte.

Martín Emilio no se cansa, parece hablar cada vez con más pasión de su gran amor, el ciclismo. Y es que los mejores años de su vida los pasó montado en su ‘caballo de acero’ empujando el pedal que le llevó a cruzar líneas de meta con momentos inolvidables. Da Gracias a Dios, a su familia y las entidades públicas que le apoyaron en su trayectoria. Con orgullo afirma: “Todo se lo debo al ciclismo”.


Fuente: RTVC
Miguel Ángel Cortés


Mi foto
Ingeniero de profesión, artista por vocación. Vi la luz en la población de Paz de Río (Boyacá, Colombia) en un mes de Abril del año de 1952, pero actualmente, resido en la ciudad de Tunja, capital de nuestro Departamento. Escribo mis poemas con versos sencillos que, por lo general, se convierten en canciones. Me gustan las artes y suelo pintar, canto e interpreto la guitarra, salgo a pasear en bicicleta, disfruto de la vida, cultivo amistades y vivo contento. Soy, en resumidas cuentas, un bohemio soñador con ganas de ser poeta, guitarrero y trovador.